Tripulantes-Que-Permanecen-a-Bordo-Grinch
Tripulantes-Que-Permanecen-a-Bordo-Grinch
asadwfqg

En estas fiestas, mientras la mayor parte de las personas estén celebrando junto a sus seres queridos, habrá muchos tripulantes a bordo de cruceros prácticamente vacíos, encargándose de ellos mientras las navieras esperan las condiciones apropiadas para volver a navegar.

Serán, por lo tanto, una Navidad y un Año Nuevo atípicos y un tanto solitarios, ya que si bien en condiciones normales también hay muchos tripulantes a bordo, lejos de sus familias y amigos, suelen estar rodeados de huéspedes felices, en un ambiente festivo, colorido y ruidoso.

Pero afortunadamente, en tierra no se olvidan de esos trabajadores esenciales que cuidan de los barcos fondeados aguas adentro o aislados en los muelles, y varias iniciativas se han lanzado para alejar la melancolía en estas épocas. 

En Southampton (Reino Unido), por ejemplo, Simon Mobsby, Director de la sede local de ONG internacional Sailor’s Society, se encarga personalmente de llevar a los tripulantes de los barcos que entran a puerto los envíos que hacen sus familiares y amigos.

Ante la dificultad que encuentran los servicios de delivery tradicionales para hacer entregas a bordo de barcos que permanecen fondeados varias millas aguas adentro y sólo entran a puerto para repostar combustible y reabastecerse de provisiones, Mobsby invita a que den la dirección de la Sailor’s Society para las compras en línea y el correo postal, y él las entrega luego, cuando los barcos toman amarra temporalmente.

De la Familia, del Supermercado, y También de Otros Barcos

Además también hace las compras de supermercado que le encargan los propios tripulantes, que cuando llegan a tierra tampoco pueden salir de un área portuaria determinada, para evitar riesgos de contagio.

Sólo en noviembre, Mobsby entregó más de 200 paquetes. Pero se espera que la llegada de paquetes con regalos e incluso la demanda de compras en tierra, se incremente por estos días.

Desde que la pandemia impuso la paralización de los cruceros en marzo, varios barcos de P&O Cruises, Holland America Line, Royal Caribbean Int. y Marella Cruises, permanecen anclados en el abrigo del estrecho de Solent, a poca distancia del puerto de Southampton, y a bordo permanece el personal mínimo imprescindible para cuidar de ellos, en un promedio de 150 por cada nave.

«No tienen acceso al mundo exterior en absoluto, así que hago las compras en su nombre –explica Mobsby–. Sus rostros se iluminan cuando les traigo cartas y regalos de familiares y amigos: ¡Y para mí es un privilegio poder jugar a ser Santa Claus!”

La Sailor’s Society también ha preparado sus propios regalos de Navidad para los tripulantes, e incluso se encarga de entregar obsequios que van de un crucero a otro.

“Muchas personas que han trabajado juntas están en ahora diferentes barcos y no han podido verse desde hace nueve meses —agrega Mobsby–. Por ejemplo, una tripulación completa me envió una orden de regalo por WhatsApp y yo entregué los paquetes al otro barco. Cuando les expliqué de dónde llegaban, quedaron encantados.”

Tripulantes que Permanecen a Bordo, Pero No Están Solos

Pero Southampton no es el único lugar donde este tipo de cosas ocurren.

La Sailor’s Society también recibió donaciones navideñas para los trabajadores marítimos, e incluso una subvención del ITF Seafarers’ Trust (un fideicomiso de caridad con sede en Londres) para financiar pequeños obsequios navideños que se están entregando en otros puertos del Reino Unido.

Mientras tanto, a bordo de los cruceros de Carnival Cruise Line fue el mismísimo Grinch quien entregó a los tripulantes más de 10.000 tarjetas escritas a mano por los fans y otros empleados de la compañía.

Se trata de una iniciativa de John Heald, Senior Cruise Director y Embajador de la Marca Carnival, quien la llamó ‘Operación Felices Fiestas’ y la promovió a través de la página de la compañía en Facebook.

Heald pidió a huéspedes fieles y empleados de la naviera que enviaran tarjetas a los aproximadamente 125 tripulantes que cuidan de cada uno de los 23 barcos de la flota mientras se prepara para reanudar el servicio.

Y la respuesta fue abrumadora, con los fans publicando fotos de ellos mismos escribiendo las tarjetas o enviándolas a través de la oficina de correos.

También participaron los chicos de Camp Carnival (el centro de educación infantil que funciona en la sede de la compañía en Miami), quienes hicieron las tarjetas con sus propias manos.

Incluso el Destacamento de Policía del puerto de Galveston –uno de los puntos de embarque y desembarque más populares de Carnival– envió más de quinientas. 

“Esta temporada navideña es diferente y queremos que quienes dieron un paso al frente e hicieron que nuestro equipo se sintiera especial reciban nuestro más sincero agradecimiento y aprecio”, señaló Christine Duffy, Presidente de la naviera.

Fuentes: Carnival Cruise Line / The Maritime Executive

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *